Aumento de pómulos con ácido hialurónico: Todo lo que deberías saber

El uso de ácido hialurónico para el aumento de pómulos es un tratamiento de dermatología estética que  nos ayuda a restaurar y dar  volumen de la parte media del rostro. 

En concreto, mejora el contorno de los pómulos, nos permite reducir también las ojeras y los pliegues nasolabiales (que empiezan en la nariz y terminan en la boca y crean un contorno facial triste).

Con el paso del tiempo, algunas zonas del rostro pierden grasa subcutánea, se destruyen los huesos y disminuye la cantidad de fibras de colágeno y elastina en la dermis, con lo que la piel se debilita cada vez más. Esto también afecta a los pómulos: pierden volumen, contorno, firmeza y plenitud.

Esta técnica se usa para la elevación y relleno de volumen es mediante el relleno de  ácido hialurónico. Se trata de un tratamiento  temporal y absorbible de rejuvenecimiento facial, lo que le confiere excelentes propiedades. 

El uso de ácido hialurónico garantiza un efecto suave, proporcionado y discreto que permite tensar y realzar los rasgos faciales de forma segura, además proporciona resultados inmediatos y aumenta la confianza y la satisfacción del paciente.

 

¿Qué beneficios tiene el aumento de pómulos con ácido hialurónico?

Aplicado en la zona del rostro, armoniza los rasgos faciales y previene el cansancio y el envejecimiento debido a la pérdida de volumen en esa zona.

Se utiliza para eliminar arrugas y rellenar pequeñas arrugas o zonas hundidas de la piel, como los pómulos. 

El resultado es una superficie natural que ilumina las zonas más jóvenes y añade volumen a las zonas que han perdido volumen con los años debido a la pérdida de peso o al ejercicio intenso. 

 

  • Ritmo gradual: las inyecciones pueden realizarse gradualmente a lo largo de varias sesiones hasta conseguir los resultados deseados.
  • Tiempo de recuperación mínimo: a diferencia de la cirugía, los pacientes pueden volver al trabajo inmediatamente con los rellenos faciales y no tienen ningún tiempo de inactividad.
  • Procedimiento rápido y sencillo: en tan sólo 20-30 minutos, se puede conseguir un aspecto más juvenil y armonioso.
  •  Resultados a largo plazo: La mayoría de los rellenos faciales duran entre 12 meses y 1,5 años. Por lo tanto, si quiere conseguir unos pómulos más llenos y armoniosos, tendrá que someterse a tratamientos regulares durante algún tiempo. Sin embargo, el producto desaparecerá con el tiempo si se arrepiente.
  • Las reacciones alérgicas son poco probables: Dado que los rellenos de ácido hialurónico están hechos de sustancias que se forman naturalmente en el cuerpo, es poco probable que causen reacciones alérgicas. Sin embargo, si es usted alérgico a sustancias como la lidocaína, debe informar a su médico antes de iniciar el tratamiento.
  • Refuerza los pómulos
  • Ilumina la piel
  • Mejora el contorno facial
  • Da un aspecto armonioso y juvenil al contorno facial
  • Resultados rápidos y naturales sin cirugía

 

¿En qué consiste el tratamiento de aumento de pómulos?

La pérdida de tono de los pómulos puede afectar a los rasgos faciales, acentuar las arrugas de los pliegues nasolabiales y hacer que el cuerpo parezca más viejo.

A través de infiltraciones de  ácido hialurónico en los pómulos mejoramos la estructura ósea para devolver el volumen perdido a las capas superficiales del tejido y solucionar la flacidez.

¿Para quién está indicado el aumento de pómulos?

Para personas que no tienen pómulos marcados de forma natural, o aquellas personas que han perdido peso con dietas, deportistas, igualmente para aquellas personas cuyos pómulos son menos pronunciados debido a la edad o se han desplazado hacia abajo.

Dependiendo de la forma y la edad, se consiguen diferentes resultados. En el caso de las personas de entre 30 y 50 años, el objetivo suele ser mantener un aspecto facial juvenil mediante el tratamiento de los rasgos faciales y la eliminación de las arrugas tempranas antes de que se pronuncien.

En los pacientes más de 50 años este tipo de técnica puede añadir volumen y realzar los pómulos. Los resultados son comparables a los de un lifting facial.

 

¿Cuánto tiempo dura el tratamiento el aumento pómulos con ácido hialurónico?

El ácido hialurónico está presente en nuestro cuerpo, por lo que es un tratamiento natural con el que el organismo está familiarizado. 

Al ser reabsorbido por nuestro propio cuerpo, es necesario reponerlo realizándose una vez al año la intervención para que los resultados se mantengan en el tiempo. 

Este principio activo tiene la capacidad de aglutinar grandes cantidades de agua, creando volumen en la zona de la inyección, lo que hace que la piel sea más firme. 

El ácido hialurónico también tiene la capacidad de estimular la producción de colágeno, lo que prolonga exponencialmente el efecto rejuvenecedor y hace que la piel esté más radiante y firme. 

El método es la infiltración, una suave inyección intradérmica. Los pacientes pueden reanudar inmediatamente sus actividades normales y no necesitan descansar.

 

Consejos para el cuidado de mi piel después de aplicar el relleno de pómulos

La hinchazón y el enrojecimiento que persisten durante varias horas después del procedimiento deben tratarse mejor, ya que se deben a la sensibilidad de la piel. 

Se recomienda no hacer ejercicio durante las dos horas siguientes a la inyección, no beba alcohol y no tome aspirinas ni antiinflamatorios durante dos días. 

Utilizar una crema calmante y masaje en estas zonas durante 48 horas.

Evitar la radiación ultravioleta, las saunas y los baños de vapor.

Se recomienda beber  mucha agua durante unos días después del procedimiento para aumentar la capacidad de agua del ácido hialurónico en la zona tratada.

 

Preguntas frecuentes sobre el aumento de pómulos 

 

¿Qué técnicas se utilizan?

Microinyección casi indolora en poco tiempo. No se requiere ninguna preparación previa. Tras el procedimiento, la piel se enrojece ligeramente, lo que desaparece de forma espontánea. 

¿Cuántas sesiones serán necesarias?

El ácido hialurónico actúa rápidamente y puede aplicarse en un solo tratamiento.

El ácido hialurónico se reabsorbe de manera natural por el propio organismo, por eso será necesario volver a realizar el tratamiento una vez se haya reabsorbido. 

El efecto del tratamiento tiene una duración aproximada de entre 12 y 14 meses después de la inyección.

¿Cuánto dura el tratamiento el resultado del aumento de pómulos?

Como el ácido hialurónico se inyecta en una zona fija, puede durar entre 12 y 14 meses después de la inyección.

¿Qué efectos secundarios puedo tener?

El ácido hialurónico no se recomienda en caso de afecciones cutáneas como herpes, llagas, dermatitis, etc.

Será necesario un examen previo por parte del doctor Ignacio Angulo, en Clínica Método de Logroño, para poder valorar al paciente. 

¿Necesito anestesia u hospitalización?

Los rellenos faciales pueden rejuvenecer el rostro sin necesidad de cirugía. Antes de la aplicación, se debe realizar una consulta para evaluar el rostro y determinar dónde aplicar el relleno. 

Durante el procedimiento, se limpiará la zona y aplicará un anestésico local si es necesario. A continuación se inyecta el material en la zona deseada y no se requiere hospitalización.

Deja un comentario